Escapada mediterranea.

170

Hola amores:

Querria compartir una experiencia reciente con vosotros. Espero la disfruteis tanto como yo lo he hecho.

Vereis. Un querido paciente habitual me llama y me dice si me importaria pasar un fin de semana con el en un hotel en primera linea de playa frente al mediterraneo. Le conozco hace tiempo y no me cabia duda de la respuesta. – Pues claro que si, cariño.

Acordado el tema economico y el desplazamiento me presento en su hotel a la hora acordada. Vestido veraniego blanco conjuntado con unas sandalias de tacón de vertigo. Lenceria sexy a juego y un poquito de perfume ya que estaremos un par de dias solitos y no hay riesgo de dejar incomodas huellas.

Me recibe en mangas de camisa pero muy elegante, perfume muy masculino que le hace siquiera mas apetecible. Una rosa roja y bajo ella un sobre con mi nombre. Todo un caballero como siempre.

La habitacion esta en la ultima planta a salvo de miradas indiscretas. Un gran ventanal la ilumina. Mi caballero descubre la cortina y me muestra el espectaculo. El Mediterraneo bajo nosotros. Se puede pedir algo mas.

Noto en su mirada las ganas que tiene de mi. Voy al cuarto de baño y me cambio. Me enfundo unas medias y ligueros tambien blancos y cambio las sandalias por otro modelito de tacon a juego. Me despojo del sujetador y cubro mi cuerpo con una blusa larga y vaporosa.

Aqui me tienes le digo. Toda tuya. Se acerca hacia mi con un foulard y me dice que me de la vuelta. Se que va a vendarme los ojos. Me excito aun mas. Ya no puedo verle pero siento su perfume muy cerca.

Me coje de la mano y suavemente me lleva hacia la cama. Esa que tiene unas vistas magnificas al Mediterraneo que ahora no puedo ver. Me tumba con delicadeza, abre mi blusa y ata con la misma suavidad mis manos a la cama. Ahora si que soy suya.

Me acaricia. Siento sus manos sobre mi cuerpo. Noto el roce de su piel. Se que esta desnudo. Sus manos se van entre mis piernas separandolas suavemente. Sus dedos se introducen bajo mi braguita y noto como uno de ellos lentamente se introduce un poquito dentro de mi. Doy un respingo, me excito…. él lo nota y decide penetrarme un poquito mas con su dedo mientras su lengua busca mis labios y se funde con ellos en un largo beso. Sigue asi un buen rato hasta que no puedo mas…. Comeme cariño le digo.

Y aqui comienza a deletitarme con esos lametones y esos movimientos de lengua que pocos saben hacer con tanta perfeccion. Esa lengua que toda mujer querria llevarse para usarla en los momentos de intimidad cuando necesitamos darnos placer. Me dejo llevar no pienso en nada, simplemente en el rato maravilloso que me esta proporcionando y sabiendo lo feliz que le hace verme gemir y pedirle que no pare, que siga hasta el final, que quiero darselo todo, que quiero que cada gotita de mis jugos sea saboreada por esa lengua que tanto placer me esta dando….

No puedo mas. LLego al climax y el sigue lamiendo un momento hasta que le digo que pare que quiero ahora si, que me posea, entregarme a él y devolverle el placer que me dado.

Me libera y ahora si puedo verle, sudoroso con el olor de mi sexo en sus labios, con esa mirada de niño feliz que tanto me encanta sabiendo que esta proximo su premio.

Chupeteo y ensalivo lentamente su sexo hasta dejarlo listo para el placer. Le miro a los ojos, se que le gusta y me recreo viendo su mirada clavada en mi.

Me pide que me ponga en la posicion del perrito. Yo mirando al mar y detras el penetrandome, primero lentamente haciendose sitio en mi interior y luego mas fuerte.

Le pido que siga, que no pare, que me azote el culete, que quiero sentirlo lo mas dentro posible. Y ahora, ya no son gemidos sino gritos pidiendole que me lo de todo, que descargue dentro de mi todo ese placer que lleva dentro, que quiero que se vacie completamente dentro de mi, que no puedo esperar…..

Noto como se desparrama, como sus movimientos frenan, como sale de mi interior y se acuesta junto a mi. Nos abrazamos, nos besamos y un momento de silencio invade la habitacion. Nuestros cuerpos han hablado y no hay mas que decir…

El resto del finde genial. Buena gastronomia y por supuesto buenos ratos entre las sabanas pero eso ya queda entre él y yo.

Gracias cariño por los buenos momentos y por poderte contar entre mis pacientes.

Un besito a todos los demas.

Maria.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s